ACTUALIDADNOTICIAS

“Sepultar a fallecidos por coronavirus en nichos puede generar contaminación”

El especialista Juan Jiménez alertó que autoridades de Lambayeque con esta medida incumplen los lineamientos internacionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El excoordinador de la Unidad Forense para Desastre y Manejo de Cadáveres de la Región Norte, Juan Jiménez Lozada expresó su desacuerdo con la decisión de las autoridades lambayecanas por sepultar en nichos a las víctimas del nuevo coronavirus.

 Explicó que el riesgo de contaminación puede darse, pues lo idóneo -dijo- sería la inhumación en una fosa individual y a una profundidad mayor a un metro y medio y con la aplicación de sustancias como la cal para asegurar la no diseminación del virus.

Jiménez indicó que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el manual de manejo de cadáveres en situaciones de desastre o por causa de infecciones infecto contagiosas precisa que la inhumación debe ser en un hoyo profundo, tal como sucedió con las víctimas del ébola. Incluso, afirmó que Roberto Parra, quien es miembro de la Cruz Roja internacional respalda este procedimiento.

“En ninguna parte del mundo a los fallecidos por COVID- 19 han sido colocados en nichos, incluso Estados Unidos a pesar que cuenta con tecnología y dispositivos modernos que podría aplicar en las sepulturas, no lo hace, pues optó por las fosas individuales a fin de garantizar la no propagación del virus”, afirmó.

Lamentó que la Directiva Sanitaria N° 087- 2020 del Ministerio de Salud establezca que la inhumación sea en nicho o sepultura en tierra, cuando la OPS solo considera la última opción. “Espero que sea un error de escritura y se rectifique. Algunos dirán que el virus necesita una célula viva para reproducirse, sin embargo el COVID-19 es nuevo y su comportamiento sigue en estudio”, enfatizó.

El también experito médico del Instututo Médico Legal (IML) de Chiclayo, precisó que los nichos por ser pequeños no permite que la cal permanezca en toda su área, pues al colocar el ataud se arrastra dicha sustancia al fondo de la estructura, y más si la tapa de concreto demora en ser colocada. “Esta situación genera no solo la propagación de olores, también podría aumentar el riesgo de contaminación”, advirtió.

Otra de las razones para no considerar los nichos, es por el impacto emocional. “Esta medida definitivamente afecta a la población, pues nadie querrá ir al cementerio y pasar por el pabellón donde están las víctimas de COVID- 19, subrayó.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close